Hoy en día, vivimos en la sociedad de la información; a golpe de clic tenemos acceso a foros de entrenamiento y de nutrición para deportistas, a lo que hay que añadir el tradicional flujo de información que por el boca a boca circula en gimnasios, vestuarios y centros deportivos. En general, esta información no supera ningún filtro y tenerla en cuenta puede causar más problemas que beneficios y acabar afectando al rendimiento deportivo o tener peores consecuencias. Realizar deporte sin un mínimo control o supervisión profesional o seguir una dieta no equilibrada pueden ejercer el efecto contrario al esperado y afectar a nuestra salud o condición física, cuyas consecuencias en algunos casos son mortales. En muchos casos se cae en el error de establecer metas demasiado ambiciosas que van más allá de la capacidad física del individuo. Junto a esta moda de practicar deporte sin las mínimas medidas de seguridad, se ha desarrollado una realidad paralela a la evidencia científica en el tema de la alimentación o de las dietas para deportistas.

Sin llegar a casos extremos, es frecuente cometer errores, como tratar de seguir recomendaciones o consumir suplementos alimenticios destinados a cubrir necesidades concretas del deporte de alto rendimiento, cuando en realidad se está practicando deporte de baja intensidad, o de otorgarle determinadas propiedades a ciertos tipos de dietas o alimentos cuando en realidad carecen de ellas.

En conclusión, para conseguir el máximo rendimiento deportivo, además de tener una genética predispuesta a ello, el deportista debe realizar un adecuado entrenamiento que le permita aprovechar al máximo sus capacidades. Dicho entrenamiento debe incluir no sólo aspectos físicos, técnicos, psicológicos o tácticos, sino también el entrenamiento biológico, el cual comprende todos los aspectos relacionados con la alimentación. Es decir, el correcto equilibrio entre el combustible empleado para que el cuerpo responda a las exigencias del deporte realizado. Así, el deportista debe saber cómo y cuándo debe comer, con el fin de optimizar su rendimiento y prevenir lesiones.

En J.Pele contamos con profesionales en el campo del entrenamiento y de la nutrición, que te ayudarán a obtener tu máximo rendimiento deportivo de forma controlada y saludable, y a llevar una alimentación sana, equilibrada y ajustada a tus características y a los requerimientos y objetivos de tu disciplina deportiva en cada momento de la temporada.

Fuente: M. González-Gross Nutrición Deportiva. Desde la fisiología a la práctica. Madrid, Editorial

Médica Panamericana, S.A., 2021

 Foto de Hannah Carr

Abrir chat
1
Hola ¿En que podemos ayudarte?